Bartolacci: “En la UNR lo que viene será muy distinto a lo que conocimos en la prepandemia”

Por Agustín Dadamio

ENTREVISTA. El rector de la casa de altos estudios de Rosario analizó la posibilidad de complementar la educación presencial y virtual, habló del regreso a las aulas y de los ejes de su gestión. También se refirió al momento de la UCR a nivel local y a su futuro político personal.

La Universidad Nacional de Rosario (UNR) se encuentra en pleno proceso de adecuación para la vuelta a las clases presenciales. En paralelo, su rector Franco Bartolacci entiende que el funcionamiento de la universidad del futuro inmediato será “distinto” al de la prepandemia, al tiempo que la virtualidad parece hacerse un espacio definitivo en el ámbito académico.

En la universidad lo que viene será muy distinto a lo que conocimos en la prepandemia. La discusión no es presencialidad o virtualidad; es presencialidad y virtualidad”, señaló Bartolacci en una entrevista con Impulso, en la que detalló las prioridades y las estrategias que diseñaron pensando en el regreso a las aulas.

Planteamos en la última sesión del Concejo Superior, previa al receso, que lo que nos proponíamos para este segundo semestre era empezar a recuperar con mayor intensidad actividades presenciales, de manera progresiva, en todo el ámbito de la universidad”, detalló.

Determinamos que la prioridad iba a ser nuestras escuelas medias, donde vamos a garantizar el máximo de presencialidad posible, en el marco de las habilitaciones existentes –aclaró-. También todo lo que tenga que ver con prácticas, clínicas de laboratorio y demás, en cada una de las facultades. Y los encuentros con los estudiantes del ingreso 2020 y 2021, que fueron los más afectados por las restricciones adoptadas por la pandemia”.

En tanto, Bartolacci insistió en que la idea principal es “ir recuperando progresivamente actividades de carácter presencial en cada ámbito”, pero teniendo en cuenta que la UNR “no es un sistema estandarizado”, por lo que cada unidad académica tendrá la atribución para ver qué actividades serán presenciales o virtuales.

LA UNR SE PREPARA PARA LO QUE VIENE

IMPULSO: ¿Cómo se preparan para el regreso de las actividades presenciales?

Franco Bartolacci: Estamos trabajando en nuestros dispositivos no solo para que el regreso sea cuidado, sino también para poder establecer las condiciones que permitan el desarrollo de un sistema híbrido, que contará con 100 aulas en todas las facultades y escuelas. Habrá aulas al aire libre. A su vez estamos haciendo una licitación por casi 50 millones de pesos en tecnología, para avanzar en ese desarrollo y tener a mano todas las opciones posibles.

I: ¿Aumentaron los niveles de deserción?

FB: La deserción no presenta números muy lejanos de los que tenemos con frecuencia. Sí hay problemas de rendimiento, de quienes ya tuvieron dificultades en el último año de escuela por las restricciones en el marco de la pandemia. Es una necesidad empezar a encontrarnos. La mayoría de los estudiantes tanto del ingreso 2021 como del 2020 no tuvieron la posibilidad de conocer el ámbito físico de la carrera en la que estudian, de relacionarse con compañeros y profesores. Eso es importante recuperarlo.

I: ¿Imagina cambios en el futuro inmediato? ¿Hay iniciativas que llegaron para quedarse?

FB: En la universidad lo que viene será muy distinto a lo que conocimos en la prepandemia. La discusión no es presencialidad o virtualidad; es presencialidad y virtualidad. Casi el 50 por ciento de nuestros estudiantes no son de Rosario y muchos tienen dificultades para vivir en la ciudad por la situación económica que estamos atravesando. Eso plantea la necesidad de pensar cómo cosas de la virtualidad, que incorporamos para atender la emergencia, llegan para quedarse sin distorsionar el proceso de formación, pero derrumbando obstáculos que siempre fueron un problema para el acceso a la educación superior.

I: ¿La virtualidad equipara la presencialidad?

FB: No, por supuesto que no lo puede equiparar. Hay una riqueza en el encuentro personal que es absolutamente irreemplazable y existen instancias de formación que por su especificidad requieren sí o sí espacios de formación presencial. La riqueza también está en el debate que se da en un aula o en un pasillo, eso contribuye a la formación.

Bartolacci
Primer examen presencial en pandemia, en febrero, en la Facultad de Odontología.

La virtualidad nos tiene que dar un elemento de complemento que permita garantizar eso que defendemos que es la democratización del acceso a la educación superior. Si queremos trabajar para que cada vez lleguen más a la universidad pública quienes no pueden hacerlo, claramente en la virtualidad encontramos una herramienta que nos permite dar una mejor respuesta a ese desafío. Hay que ser inteligentes y creativos para tomar lo bueno de la modalidad virtual y que eso nos permita construir una mejor institución en la pospandemia.

PRÁCTICAS SOCIOCOMUNITARIAS Y COMPROMISO SOCIAL

Recientemente la UNR avanzó en una iniciativa que vincula directamente lo académico con lo social: las prácticas sociocomunitarias, que comenzarán a implementarse en 2022, serán de carácter progresivo, y voluntario inicialmente.

Luego se irá incorporando como obligatorio conforme se vayan reformando cada uno de los planes de estudios. Es una gran deuda que tenía nuestra universidad”, admitió Bartolacci.

I: ¿Cuál es el efecto que tendrán las prácticas sociocomunitarias?

FB: El primer efecto es la institucionalización y el reconocimiento académico de lo que hoy realizan muchos estudiantes en el territorio, que lo hacían como actividades de voluntariado, extensión o extracurriculares. Y en segundo lugar la multiplicación de esas experiencias. Es muy positivo, primero porque suma a la formación profesional. En los diálogos con graduados aparece frecuentemente la necesidad de mayores prácticas en la instancia de formación.

Aparte de sumar cumple con un mandato que tiene naturalmente la universidad pública que es el compromiso social. Nosotros tenemos el privilegio de transitar la universidad porque hay una sociedad que hace un esfuerzo para que eso sea posible. Por lo tanto tenemos que asumirlo como una responsabilidad y realizar prácticas que permitan hacer nuestro aporte en la trasformación de la sociedad.

I: ¿El rol activo de la UNR en el plano social es el eje central de su gestión?

FB: Sí, sin dudas. No sé si podría decir ‘el eje central’, porque trabajamos en varios frentes al mismo tiempo. Nuestra institución es extraordinaria por su potencia, pero tiene muchas deudas que saldar y mucho potencial que poner a disposición de la sociedad. Pero si hay un área en la que hemos puesto mucho empeño es en el compromiso y la presencia en los debates y en el vínculo con la agenda, los actores y las instituciones de su tiempo.

Nos propusimos dar vuelta la UNR, ponerla de cara a los problemas que tiene la gente y hacer que deje de ser un palacio de saberes clausurados como muchas veces es nuestra institución. Y asumir que no solo garantizamos formación de excelencia, acreditada a través de un título, sino que además debemos ser una entidad que ayude a cambiarle la vida a la gente.

¿UN FUTURO POLÍTICO?

“Sumemos”, el sector partidario al que Bartolacci pertenece, atraviesa una etapa de crecimiento y tiene participación en cargos políticos actualmente (María Eugenia Schmuck es la presidenta del Concejo Municipal y Nicolás Gianelloni está al frente de la Secretaría de Desarrollo Humano y Hábitat). En paralelo, según dijo su titular a nivel local Alejandro Villalba en una entrevista con este diario, el momento actual de la Unión Cívica Radical (UCR) en Rosario es “un punto de partida”.

Bartolacci
Bartolacci junto al intendente Javkin y otros referentes de la UCR local.

I: ¿Se ve ocupando algún cargo político dentro de ese proceso que atraviesa su partido?

FB: Con lo que estoy comprometido es con garantizar un proceso de transformación, que tampoco considero fundacional en la UNR, que permita cumplir con muchas de las cosas que -entendimos históricamente- la universidad debe hacer y todavía no ha desarrollado.

Por supuesto estoy entusiasmado en el marco de un proyecto generacional, que permite hoy asumir, con compañeros y compañeras con los que hemos pujado por las mismas ideas durante mucho tiempo, responsabilidades en todos los ámbitos importantes en la vida de la ciudad.

Pero siempre pensándolo en términos de que eso sirva para trasformar situaciones en un contexto tan difícil como el que atravesamos. En ese camino, que es siempre colectivo y no individual, y siempre en términos de proyecto y no de voluntad propia, yo siempre estoy a disposición para asumir todas las responsabilidades que puedan contribuir a esa tarea. Pero teniendo muy en claro que la prioridad hoy es hacer una buena gestión en la universidad para cumplir con lo que nos propusimos.

TE PUEDE INTERESAR

Cerca de la gente: La UNR presentó la “Escuela de Oficios”

La UNR inauguró un nuevo Comedor Universitario



Te puede interesar:

Reporte de Coronavirus Argentina

¿Cuántos casos de Coronavirus hay en Argentina?

¿Cuántos tests de Coronavirus se hacen en Argentina?


Recomendadas

Noticias
que suman