“Soy Fiestera”, la reedición de un baile que invita, una vez más, al disfrute pleno

Por Impulso

Los miércoLEES DE IMPULSO. Dialogamos con Mercedes Gómez de la Cruz, autora rosarina que invita, una vez más, a leernos entre sus líneas. "Es lindo encontrarse a uno mismo en lo que lee", destacó.

Un nuevo MiércoLEES invita a adentrarse en las profundidades de páginas que despliegan historias, saberes y registros. Después de 15 años de su publicación original, “Soy Fiestera”, el libro de poemas de la autora rosarina Mercedes Gómez de la Cruz, volvió renovado, con claras marcas de época que “vuelven a las pistas” para seguir contando.

El libro propone una cosmovisión donde impera el encuentro propio. “Como una bruja, Mercedes Gómez de la Cruz va tirando hechizos fulminantes, epidérmicos, intravenosos, describe en la contratapa Maia Morosano.

Y agrega: “Este libro es un ritmo de cuerpo, de cuerpa, de movimientos mudos y salvajes, de miradas que buscan en la noche lo mismo que encontramos en un poema: esa fotografía que a nadie vamos a poder explicar, esa imagen que queda grabada a fuego sólo para nuestra contemplación y goce, ese cuadro que sudamos en la celebración de nosotrxs mismxs“. Esta nueva edición, cuenta además con un prólogo del escritor Cristian Molina e ilustraciones de Cris Rosenberg.

Sobre aquella primera edición, lanzada en 2006, la autora le contó a IMPULSO: “El proceso de escritura fue largo, yo no quería escribir sobre mí o contar que a mí me gustaba bailar. Si bien se lee que estoy hablando de mí, de alguna forma el movimiento que hice fue a partir de mi subjetividad como sujeto social. Soy una mujer blanca, cis, hétero, perteneciente a una cultura más ligada a la normatividad pero a la vez estoy atravesada por la cultura popular.

Luego de investigar sobre poesía latinoamericana, relacionada al baile, la danza, la cultura negra, la escritora empezó a dialogar con fragmentos de canciones de distintos géneros para, también, ponerlos en marcha y desglosarlos en el papel. “Pensaba, también, qué es una fiesta, cuáles son los momentos de fiesta que vive la cultura, cuáles son las posibilidades de ingresar a una fiesta en nuestra vida cotidiana, pensaba si una fiesta es lo mismo que una celebración. Y todo eso me fue llevando a darle forma real a lo que quería decir”.

DECIR A TRAVÉS DE LAS PALABRAS

Mercedes nació en un hogar lleno de textos, letras y palabras que la entrecruzaron con la vida desde otro lugar.Los libros y papeles siempre formaron parte de mis cosas”, resaltó. La música también fue atravesamiento y musa y, de a poco, la poesía comenzó a aparecer, también, como forma de expresión: “Para mí era un misterio, esto que tenía una forma que no era una canción, pero se le parecía. Me gustaban aquellas de mayor opacidad, menos fáciles de entender. Fue así que me puse a investigar cómo lograr esa forma”.

Ser mujer y poeta, una cuestión que quizás a sus 20 años no se cuestionaba, estaba atravesada por influencias varias. La necesidad de escribir se entrelazó con una época en donde ya habían sucedido los primeros Encuentros de Mujeres, así como diversas luchas que ponían sobre la mesa las distintas cuestiones que el “ser mujer” reclama: ley de divorcio, primeras luchas por el aborto legal, entre otras. Los ’80 en todo su esplendor.

Transitar esto después de esas mujeres, o, mejor dicho, al cobijo de ellas, ese era el verdadero desafío. Más tarde, en el ’98, asistí al Encuentro Internacional de Escritoras, organizada por Angélica Gorodischer. Escuché a muchas, conocí a la mismísima Angélica, y todas contaban sus experiencias con la escritura. Me fueron mostrando ese mundo feminista que para mí tenía un germen en la educación. Yo fui totalmente receptiva a las lecturas, a las escuchas, indicó, en ese camino que la vio atravesar su propia metamorfosis.

Ilustración de Cris Rosenberg para el libro “Soy Fiestera” (Gentileza: Editorial Le Pecore Nere)

REESCRIBIR ES, TAMBIÉN, REENCONTRARSE

Después de parir algunos escritos, llegó “Soy Fiestera”. 15 años más tarde, celebrando a esa joven entusiasta, llegó la reedición. Entre relecturas, editores y sugerencias de amigos, amigas y familia, se materializaron los viejos escritos que la reencuentran consigo misma, nuevas experiencias y el placer de haber caminado todo ese trayecto.

Cristian Molina, Irina Garbatsky y Mariana Catalin tomaron todo lo que yo publiqué en papel y lo metieron en un archivo convirtiéndolo a epub. Además, le agregaron un libro que hasta ahora no se editó en papel que es ‘Rama’, con poemas de amor. Me dijeron que me fije si había un error y me volví a conectar con eso escrito 15 años atrás. Lo que me gustó es que no reniego de lo que escribí, resaltó sobre el proceso de reedición.

Algunas marcas de género y alusiones a tecnologías pasadas como el “e-mail” en tanto “la” novedad, hicieron que Mercedes se replantee qué hacer con aquellos fragmentos. Sin una sonoridad que la convoque a modificar, y el darse cuenta del paso del tiempo, hizo que reafirme dichos escritos como marcas de una época, de una historia, de un contexto y una forma de contar. “La voz del poema era ese”, indicó.

Sí sucedió que se incluyeron poemas que habían sido descartados en aquella primera edición, como parte de un testimonio del trazado creativo del conjunto de poemas que integran “Soy Fiestera”. Estos están a su vez agrupados con un punto en común, su origen: “Se trata de un grupo de fotos del archivo personal del fotógrafo Luis Vignoli Blota, hay una muy hermosa que me inspiró a hacer la primera versión de un poema y decidí publicarlo así en esta nueva edición”. Finalmente, se incluyo una seguidilla de agradecimientos, “porque los poemas no se escriben solos”.

Mercedes escribe, se escribe, nos escribe. Sin intención de generar algo en concreto, pero a sabiendas de que las palabras atraviesan e identifican. “No se trata tanto de lo que quise decir yo, como lo que el otro pueda encontrar, entender, disfrutar. Tengo ganas de que si se encuentran con mi libro, lo pasen bien, se diviertan. Como en toda lectura, nos gusta saber que nos encontramos allí con algo de nosotros mismos”, concluyó.

FICHA TÉCNICA

Soy Fiestera”, de Mercedes Gómez de la Cruz.

Año de publicación: 2021

Editorial: Le Pecore Nere

Precio: $950.-

“Soy Fiestera”, de Mercedes Gómez de la Cruz

Imágenes: Gentileza Editorial Le Pecore Nere

Tags: autores de Rosario editorial Le Pecore Nene libros de Rosario los miércolees de IMPULSO Mercedes Gómez de la Cruz MiércoLees Soy Fiestera



Te puede interesar:

HBO Max - Space Jam

Las 2 Reinas - Historia real

Mau y Ricky en Rosario

Escuadrón Suicida 2 - Argentina

Yo adolescente

Bosque Adentro


Recomendadas

  • Actualidad

La UIA celebró el fallo de la Corte Suprema de Justicia por las indemnizaciones

La Corte Suprema falló en contra de la multiplicación excesiva de intereses en las indemnizaciones. En línea con lo presentado en IDEA por la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara de Comercio y el Colegio de Abogados, este fallo "reconoce las distorsiones que implicaba la capitalización de intereses y las restricciones que suponía para cualquier empresa la contratación de personal"

Noticias
que suman