Por la inflación, los tomadores de créditos UVA podrán pedir más tiempo para pagar

Por Marcos Vizcarra

En 2018, las cuotas aumentaron un 46,8 por ciento

La inflación en Argentina impactó de lleno a quienes tomaron un préstamo hipotecario en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA).

Unos 130 mil argentinos lograron el sueño de la casa propia mediante esta modalidad y ahora podrán solicitar más plazo para cancelar la deuda, puesta que en 2018 el valor de las cuotas tuvo un aumento del 46,8 por ciento.

Desde la Secretaría de Vivienda de la Nación calculan que alrededor de 30 mil deudores están en condiciones de activar la “cláusula gatillo” que el sistema UVA prevé para aliviar las cuotas en períodos como el actual.

Los contratos UVA dicen que si desde el inicio las cuotas subieron 10 puntos más que el Coeficiente de Variación Salarial del INDEC, el cliente puede pedir que le recalculen los pagos con un plazo hasta 25% mayor: por ejemplo, pasar de 20 años a 25, o de 30 a 37, lo que rebaja un poco los montos. Esto se puede hacer sólo una vez a lo largo de toda la vida del préstamo.

Como alternativa, en octubre se sumó un sistema que le pone un tope a las cuotas, para que nunca sean más de un 10% mayores al valor que tendrían si se hubiesen ajustado con el índice de salarios. Así se logra un techo a las subas sin ampliar el plazo, pero lo que deja de pagarse se compensará con cuotas más altas en futuros años de bonanza, en los que los sueldos le ganen a la inflación (como había sucedido en 2017).

Por ahora sólo los bancos públicos planean tener disponible este recurso, no los privados.

Imágenes: Cortesía Pexels.com

Noticias
que suman