​
Responsive image

El próximo lunes comienzan las obras del corredor ferroviario Rosario-Buenos Aires

El proyecto contempla también otros corredores con la intervención de 518 kilómetros y una inversión de 2.500 millones de pesos

El próximo lunes 14 comienzan las obras de renovación del corredor ferroviario Rosario-Buenos Aires, con una inversión de 2.5000 millones de pesos.

Se trata de una intervención dispuesta para once tramos ya licitados y adjudicados que demandará un plazo de 18 meses.

En diálogo con IMPULSO, el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, dijo que ya hubo contactos con la Municipalidad de Rosario y el Estado santafesino para trabajar también en los dos tramos que van desde Alvear hasta Rosario.

“Tenemos que determinar la ruta de ingreso y el punto de llegada del servicio a la ciudad Rosario. Esto implica definir la reubicación de asentamientos establecidos sobre las vías e inversiones complementarias”, detalló el funcionario.

Con las obras en marcha y con parte de los coches ya adquiridos en China, resta definir por dónde ingresará el tren en Rosario.

Las alternativas

La Municipalidad de Rosario y el Gobierno de la Nación trabajan de manera conjunta en el estudio de dos lugares por donde podría ingresar la formación desde Buenos Aires.

En este sentido, el Ente de la Movilidad tiene pensado un ingreso desde el sector sur por la zona portuaria, a la altura de Avenida Pellegrini. Mientras tanto, el Estado nacional, no descarta que la llegada del tren a Rosario se haga mediante la Estación Rosario Central Córdoba.

Hace tres meses, por decisión del propio Alejandro Ramos, la Asociación Amigos del Riel que ocupa parte del predio emplazado en Bv. 27 de Febrero y Buenos Aires, recibió el pedido de Nación de los planos actuales del lugar. Al parecer, para estudiar las obras necesarias en caso de que la Estación Rosario Central Córdoba sea el lugar elegido para la llegada del tren de pasajeros.

Un acceso complicado

Actualmente, los servicios que llegan a Rosario desde Buenos Aires pasan por Muñoz y San Martín y luego van hasta Cabin 9 para recién ingresar a la Estación Rosario Norte, recorriendo distintos accesos a la ciudad y perdiendo mucho tiempo para el desembarco.

La idea es evitar que las formaciones recorran zonas donde hay villas de emergencia y plantear otro tipo de conexión más eficiente, acorde a la de un tren de pasajeros de alta prestación.