El nuevo Peugeot e-208, el vehículo eléctrico de la automotriz francesa

Por Impulso

Se lanzará comercialmente como la versión “cero emisiones” del nuevo turismo urbano de la automotriz.

Con el lanzamiento del nuevo Peugeot e-208, presentado mundialmente en el Salón del Automóvil de Ginebra, Peugeot se sitúa, nuevamente, a la vanguardia de la tecnología eléctrica, un sistema de propulsión sobre el que lleva trabajando décadas y al que aportó avances que aumentaron su competitividad como alternativa a los combustibles tradicionales.

En 1941, Peugeot se convirtió en la primera firma automovilística en comercializar un vehículo eléctrico con el lanzamiento del Peugeot VLV, un mini-cabriolet de dos plazas y 80 Km de autonomía pensado para asegurar servicios esenciales, como Correos o asistencia médica, en un contexto de escasez de combustible por la Segunda Guerra Mundial.

Tras esta primera incursión, la Crisis del Petróleo de los años 70 y 80 llevó a la marca a recuperar sus estudios sobre movilidad eléctrica con modelos de serie como el Peugeot 104 o el Peugeot 205. Estos trabajos culminaron con el lanzamiento del Peugeot 106 eléctrico, entre 1995 y 2001.

Ya en el siglo XXI, Peugeot volvió a ser un referente con la llegada del Peugeot iOn, en 2009 y el Peugeot Partner Electric, en 2014.

Tras su exitosa presentación en el Salón de Ginebra, el Peugeot e-208 se lanzará comercialmente como la versión “cero emisiones” del nuevo turismo urbano de la automotriz, en el que se podrá optar, además, por motores gasolina y diésel convencionales.

El Peugeot e-208 comparte el estilo deportivo y atlético, la calidad y el cuidado por los detalles de las versiones con motor térmico. Cuenta, como ellas, con las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas, gestionadas desde un puesto de conducción Peugeot i-Cockpit con un cuadro de instrumentos elevado 3D. Aporta a la gama una alternativa “cero emisiones”, con una circulación silenciosa y una ausencia casi total de vibraciones.

Noticias
que suman