Rosario impulsa un modelo de economía circular de sus residuos

Por Impulso

Es parte del plan oficial para el Centro Ambiental de Tratamiento de Residuos, donde ya hay en funcionamiento una planta de compostaje.

En el Centro Ambiental de Tratamiento de Residuos, emplazado en un terreno de 35 hectáreas lindero a la ciudad de Pérez se expusieron los lineamientos del plan que la Intendencia viene desarrollando para trabajar en un modelo de economía circular en donde los residuos no sean simplemente recolectados y depositados en un relleno, sino que puedan ser reciclados, reutilizados, valorizados y minimizados.

Esta iniciativa se enmarca en una política que viene llevando adelante el Ejecutivo local desde hace varios años, la cual está atravesada por distintos ejes de trabajo, uno de los cuales agrupa todas las obras y proyectos que se desarrollan en el predio de la zona oeste. Allí se construye una planta de clasificación de residuos reciclables, que tendrá una capacidad de procesamiento de entre 5 y 10 toneladas por hora.

Los trabajos en ejecución tienen por objetivo darle una escala aún mayor a las políticas de recuperación y tratamiento con los que cuenta la ciudad, apuntando directamente a aquellos materiales que son separados en origen a través de contenedores naranjas, centros de recepción y el servicio puerta a puerta.

La obra, que demanda una inversión superior a los 50 millones de pesos, está financiada a través del Promudi (Programa Municipal de Inversiones), llevado adelante por el gobierno santafesino. Con plazo de finalización para este primer semestre, contará con equipamiento y maquinaria para recepción, descarga, clasificación y acondicionamiento de camiones de materiales reciclables.

Una vez en funcionamiento, estará operada por 40 recuperadores informales, siguiendo la lógica de inclusión social que ya viene siendo desarrollada en la actual planta de compostaje de residuos domiciliarios, donde trabajan 15 personas que antes realizaban tareas de cirujeo en el relleno sanitario.

La planta de compostaje funciona desde 2013 y cuenta con una capacidad de procesamiento de 150 toneladas diarias (un 20% del total de lo que genera la población de Rosario). Este proceso permite aprovechar la materia orgánica para la obtención de compost, y la recuperación de fracciones seleccionadas: vidrio, plástico, metales ferrosos y aluminio, que se pueden reciclar para la obtención de numerosos productos y en un futuro cercano la generación de energía a través de una planta de biodigestión seca.

Noticias
que suman