Milton Leyendeker sobre la patada a Zeballos: “Me gusta ir al límite”

Por Impulso

El defensor del conjunto de Carlos Casares se fue expulsado antes de los diez minutos de la primera parte por una brutal patada a Exequiel Zeballos.

El zaguero cuyo pase pertenece a Newell’s fue protagonista del duelo de los octavos de final de la Copa Argentina entre Agropecuario y Boca Juniors. El defensor del conjunto de Carlos Casares se fue expulsado antes de los diez minutos de la primera parte por una brutal patada a Exequiel Zeballos, que lo sacó de la cancha y se presume que está fracturado.

Tras el partido, Milton Leyendeker dialaogó con TyC Sports donde explicó la situación: “Yo voy firme a la pelota, justo me la puntea y se da que lo engancho a él. Yo juego siempre al límite. Espero que no tenga nada, le pido disculpas públicamente, no fue mi intención pegarle”.

A pesar de la violencia de la infracción, en primer término el árbitro del encuentro había decidido solamente amonestar al defensor de Agropecuario. Sin embargo, avisado por le cuarto referee, Nicolás Ramírez se retractó y terminó expulsando al jugador. “En la cancha pensé que con la amarilla estaba bien, por eso me distraigo y me voy de la jugada. Cuando me llama, pensé que era para hablar y cuando veo la roja me sorprendo”, destacó.

Luego agregó: “No entendía qué pasaba, pero después cuando vine acá al vestuario y me tranquilicé, vi la jugada y sí, es una patada fuerte pero no le quise pegar en ningún momento. Yo juego al límite, voy firme a la pelota siempre, siempre voy fuerte, pero es la primera expulsión en lo que va de mi carrera, aunque no le quise pegar, yo quise ir a la pelota y justo me la puntea”.

 “No quise marcar territorio, yo solo juego así, voy firme y quise ir firme a la pelota, quise pegarle a la pelota, tirarla afuera y justo me la punteó, por eso lo engancho así. Le pido mil disculpas porque lo saco de la cancha, espero que no tenga nada”, explicó.

Una vez finalizado el encuentro que terminó con victoria de Boca, Leyendeker se acercó al vestuario Xeneize para disculparse con Zeballos, aunque el Changuito ya había sido trasladado a una clínica para que le hagan estudios. “Fui y hablé con el Pipa, le pedí disculpas. No pude hablar con Exequiel porque ya se lo habían llevado. Benedetto me agradeció por ir a dar la cara”.



Te puede interesar:

Calle Recreativo Rosario Hoy

Nacho Scocco - Clásico Rosario


Recomendadas

  • Argentina

Manos a la obra para una casa perfecta

Taladros, sierras, serruchos, clavos… Parece interminable la lista de herramientas necesarias para poner en marcha las reformas del hogar. Sin embargo, conociendo nuestras necesidades y teniendo en cuenta cuáles son las funciones de cada una de los elementos disponibles, podemos encaminarnos perfectamente hacia la maravillosa aventura de modificar nuestros espacios.

Noticias
que suman