El fiscal González Raggio apretó públicamente a un periodista de RedBoing por una nota inexistente

Por Impulso

Desde el portal de noticias, se ratifica el derecho a la libertad de expresión y se destaca que el contacto de este portal de noticias es frecuente, pero que de ningún modo una nota podría pasar antes de su publicación por las comprobaciones necesarias de la información.

El fiscal Ramiro González Raggio, de la Unidad de delitos Contra la Integridad Sexual del MPA de Rosario, subió este martes a su cuenta de Twitter una publicación en la que hizo alusión a un periodista de RedBoing en términos inhabituales para un funcionario. En un hilo en la red social, el letrado aseguró que aplicaría “la teoría de la real malicia” en el caso de que se escriba “una nota difamante” sobre él.

El hilo de Twitter fue el siguiente: “Al periodista RODRIGO MIRÓ, si necesitas una nota de mi parte, no es necesario que acudas a nadie más que a mí. Con todo el cariño y el respeto que un ser humano que no te conoce puede tenerte. Ya lo dejo asentado porque si vas a hacer una nota sobre mí sabiendo que estoy dispuesto a contarte mi trayectoria y mi vida, y aún así sacas una nota difamante, te aplica la teoría de la real malicia con lo que serías pasible de responsabilidad civil por daños y perjuicios”.

Después, González Raggio escribió en el mismo hilo: “Esto se remonta a precedentes de EE. UU. y en un fallo muy importante (Sullivan vs. NY Times), la Corte Suprema de aquel país, sostuvo que para que aplique esta teoría se necesitan 3 cosas: a) La calidad de figura pública del sujeto pasivo. b) La temeraria despreocupación sobre la falsedad de la manifestación. c) La distinción entre afirmaciones de hechos sujetos a la calificación de verdaderos o falsos, en contraposición a la manifestación de opiniones. A su vez, yo solamente voy a tener que probar 3 cosas: 1) La prueba fehaciente sobre el carácter agraviante de las expresiones vertidas y el daño ocasionado. 2) La prueba de la falsedad de las expresiones. 3) La prueba del dolo real o eventual en la conducta del emisor”.

Ante este escrito, desde RedBoing se ratifica el derecho a la libertad de expresión y se destaca que el contacto de este portal de noticias es frecuente, pero que de ningún modo una nota podría pasar antes de su publicación por las comprobaciones necesarias de la información.

Por otro lado, se deja aclarado que no existía artículo tal por el que el fiscal González Raggio afirmó que se lo buscaba difamar. Asimismo, al consultarle Rodrigo Miró por esa supuesta “nota”, el funcionario le ofreció “tomar un café” para explicarle “algunas cosas que no sabés o no te acordás”.  

Cosas increíbles que ocurren en Rosario. Un fiscal le advierte a un periodista que lo va a denunciar por una nota que todavía no escribió. Y lo hace por las redes sociales. Eso se llama apriete”, remarcó el periodista de investigaciones Germán de los Santos.



Te puede interesar:

Concejales en Rosario 2021 - Candidatos

Casos Coronavirus Rosario


Recomendadas

Noticias
que suman