“El fin del armario”, lectura necesaria en tiempos de derechos y censuras

Por Impulso

Los miércoLEES DE IMPULSO. Dialogamos con Bruno Bimbi, autor del emblemático libro que pone en jaque los discursos de odio en referencia a la comunidad LGBT, enfrentándose incluso a la prohibición de su lectura, hecho que repudió Alberto Fernández.

El periodista, escritor y doctor en Letras y en Estudios del Lenguaje, Bruno Bimbi, dialogó con IMPULSO. Su seguidilla de títulos y reconocimientos se entremezclan con la necesidad de contar y hacer a través de sus textos, su lucha y el pertenecer a la comunidad LGBT en el siglo XXI. Todo ello, sumado a su paso por distintas culturas y lenguajes -actualmente reside en España- enriquecen aún más cada una de sus publicaciones.

Como parte de su activismo, fue secretario de Relaciones Institucionales y Prensa de la Federación Argentina LGBT y uno de los responsables de la estrategia política que llevó a la aprobación del matrimonio igualitario en Argentina. Esa cuestión dio origen a su primer libro, “Matrimonio igualitario y, años más tarde, escribió el emblemático “El fin del armario: Lesbianas, gays, bisexuales y trans en el siglo XXI.

Si bien la publicación de este segundo material fue en 2017, los discursos contra los que lucha y a los que cuestiona a lo largo de entrevistas, crónicas y hechos lo volvieron a poner en el ojo de la tormenta a través de una censura que, si bien duró unos pocos días, mostró lo que resta por seguir luchando contra el denominado homoodio, transodio, lesboodio, y todo discurso que desde el fanatismo opta por no dar espacio a la identidad.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bruno Bimbi (@bruno.bimbi)

SER Y SENTIR: CUESTIONES IMPOSIBLES DE IGNORAR

Escribí este libro pensando muy claramente que fuera un libro que pueda leer cualquier persona”, contó. Ser gay, bi, cis, trans o heterosexual no impide acercarse a la lectura de un material explicativo que, pese a su narrativa literaria, no deja de ser un material periodístico.

Hay personas que conocen mucho sobre el tema y otras que, quizás, lo único que tienen son dudas y no saben por dónde empezar a preguntar”.

En sus inicios como periodista, Bimbi hizo mucho más que política internacional. Sobre ello, recordó: “Escribí mucho sobre temas relacionados a la vida de personas LGBT. Con Guillermo Alfieri inventamos la sección ‘El placard’ en Diario Crítica (de la Argentina) y, cuando cerró, junto a Carlos de Elía, armamos el blog ‘todos’ en Todo Noticias, que cuando desaparecieron los blogs continuó dentro de la plataforma del canal. En ambos casos, escribía para un público muy amplio. Escribir sobre estos temas y saber que del otro lado hay un público muy variado en cuanto a edades, orientaciones sexuales, religiones, provincias, me hacía ejercitar en ver de qué manera hablar, cómo dialogar con los posibles prejuicios, desinformaciones, mitos. Desde esa perspectiva está hecho este libro”.

En torno al material, relató que Constanza Brunet, de Directora editorial de La Marea, fue quien le sugirió el título tras leer el volumen completo. “Es una mezcla entre una expresión de deseo y una constatación de algo que está pasando. Si bien el armario todavía existe, no se podría haber escrito un libro así hace 100 años”.

Bruno Bimbi y su libro “El fin del armario”.

En cada una de las presentaciones de este material, el autor ejemplifica los avances en materia de derechos cuando de comunidad LGBT se habla, a través de una clara comparación: “Si un joven de mediados del siglo XVII hubiese viajado en una máquina del tiempo a mediados del siglo XIX, al llegar se encontraría con cambios en la ropa, en la música, la moda, costumbres, tecnología, ciencia, pero su vida como joven homosexual sería más o menos la misma”.

Y continuó: “En cambio, si a un joven homosexual de la década del ’70 del siglo pasado lo trajéramos a nuestros días, habría pasado apenas medio siglo y los cambios serían brutales. Se encontraría en Argentina, por ejemplo, con que se podría casar con su pareja, adoptar hijos, con las personas trans pudiendo rectificar su DNI, con cupo laboral trans, artistas LGBT fuera del armario, deportistas, políticos, músicos, periodistas”.

Sin embargo, el cambio es desigual: “Así como podemos decir esto en Argentina o Barcelona, si estuviéramos en Arabia Saudita ni siquiera podríamos hacer esta entrevista. Vos no me podrías entrevistar por ser mujer, yo no podría ser entrevistado por ser gay, y si publicaras esta entrevista en un medio ruso probablemente irías presa. El libro habla de la desigualdad, trae códigos penales de algunos países y su aplicación, y también habla de la relación entre el discurso de odio con la política y la religión, con el crecimiento de grupos políticos que basan su creencia en el odio, como pasa con Bolsonaro, con VOX en España, la religión, las iglesias. Está lleno de entrevistas, crónicas, relatos de hechos históricos del pasado”.

CENSURA EN EL SIGLO XXI

En medio de sus presentaciones por España este año, el autor fue entrevistado por una productora periodística de Barcelona para diagramar cómo sería finalmente la nota que se le haría en el programa televisivo que producía, en donde se trataría la polémica que ronda en torno a la Educación Sexual en las escuelas, y cómo se aborda el género y la diversidad sexual, luego de que la extrema derecha comience a realizar, cada vez más fuerte, una campaña en contra.

Durante la entrevista yo conté algo que cuento en el libro, y es que a fines de 2019 cuando Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil, el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, reconocido pastor evangélico de la Iglesia Universal del Reino de Dios, decidió mandar a una brigada de inspectores municipales y policías a la Bienal del Libro de Río de Janeiro para incautar todos los ejemplares de una revista que era un cómic de jóvenes vengadores en el que en la tapa aparecía un beso gay. Para él, era un atentado contra los niños, la juventud. Además, ordenó que se incaute cualquier libro que haga referencia a la homosexualidad”, recordó el autor.

En medio del relato y casi en forma visionaria, la periodista le preguntó si veía posible ese mismo hecho replicado en España. Durante la tarde de ese día, se conoció que la jueza Carola Soria -vinculada a VOX, de la extrema derecha-, ordenó que se quite todo material referido a diversidad de las bibliotecas de las escuelas de la Comunidad Valenciana, algo que por ley estaba aprobado en torno a la Educación Sexual. La magistrada, suplente en su cargo, aprovechó su reemplazo para generar esta orden que luego fue revocada por quien ocupaba originalmente el cargo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bruno Bimbi (@bruno.bimbi)

LA IMPORTANCIA DE NOMBRAR: LUCHAR CONTRA LOS DISCURSOS DE ODIO

Lo que me sorprendió de todo ese ataque fue que, si bien censuraron 32 libros, lo más brutal fue contra mi material. Todas las gacetillas de prensa del Colegio de Abogados Católicos citaban frases del índice de mi libro sin siquiera leerlo, y expresaban que mi libro atacaba y hería los sentimientos religiosos, por lo que había que prohibirlo”, aseveró el autor.

Hablar de religión es inevitable: “Me encantaría hablar de la vida de las personas LGBT sin tener que mencionar a la religión, pero aún siguen persiguiéndonos en nombre de la religión, insultándonos en nombre de la religión, metiéndonos presos en nombre de la religión, matándonos en nombre de la religión, y es algo que se replica en varios lugares del mundo”.

Tal es así que, dentro del libro, existen ciertos pasajes para rememorar estas cuestiones: “Cuando al activista gay español Pedro Zerolo lo diagnosticaron con cáncer, un cura de la iglesia católica dijo en televisión que ese era un castigo de Dios. Por otro lado, a un año del fallecimiento de Daniel Zamudio, asesinado por ser gay; el cardenal Jorge Medina en Chile -que fue quien salió en la plaza de San Pedro a decir ‘Habemus Papa’ cuando fue electo Benedicto-, hizo declaraciones comparando a las personas homosexuales con aquellas nacidas con alguna deformidad. A su vez, los líderes religiosos musulmanes usan citas del Corán para justificar que nos maten a piedrazos o nos cuelguen de una soga”.

En tal sentido, concluyó: “Mientras los líderes de las principales religiones sigan diciendo estas barbaridades, será imposible hablar de la vida de personas LGBT sin hablar de religión. La religión, hoy en día, es la peor amenaza que existe sobre nuestras vidas. Nuestro principal riesgo de morir es la religión, que nos mate algún fanático religioso”.

Leer a Bruno Bimbi en “El fin del armario” es leer las realidades de un colectivo que sigue luchando. Por lo conquistado y lo que falta conquistar. Por el reconocimiento, más allá de los límites geográficos y de creencias. Por ponerle un fin al encierro y al ocultamiento. Por ser. Por elegir.

Imágenes: Gentileza Bruno Bimbi

Tags: Alberto Fernandez Bruno Bimbi El fin del armario Libro Bruno Bimbi libros los miércolees de IMPULSO MiércoLees



Te puede interesar:

Recomendadas

  • Rosario

Rosario: el Aeropuerto Internacional tendrá vuelos a Lima

Autoridades provinciales y del Aeropuerto Internacional de Rosario “Islas Malvinas”, junto a representantes de Latam Airlines anunciaron este viernes el regreso de la conexión Rosario-Lima, que volverá a operar a partir del 1° de diciembre. Esta nueva ruta internacional forma parte del plan estratégico del Gobierno de Santa Fe para posicionar a Rosario en la escena internacional turística y comercial.

  • Deportes

Central empató 1 a 1 con Godoy Cruz en Mendoza

Rosario Central cerró el primer semestre de la temporada 2024 empatando 1a 1 con Godoy Cruz en Mendoza. El conjunto de Miguel Ángel Russo superó al Tomba en la primera etapa y se puso en ventaja con un gol de Enzo Copetti. Sin embargo, minutos antes del descanso, el conjunto mendocino lo igualó con Ulariaga, de penal, tras una mano del centrodelantero auriazul. Ahora comienza el receso por la Copa América, como antesala de su cruce ante Inter de Porto Alegre por la Copa Sudamericana

Noticias
que suman