Alberto y Lula en la Casa Rosada: da Silva se disculpó por el trato de Bolsonaro a la Argentina y ratificó una moneda común

Por Impulso

El presidente Alberto Fernández recibió en Casa Rosada a su par de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, en el marco de su visita oficial al país. El jefe de Estado llegó a Balcarce 50 poco antes de las 11 escoltado por el Regimiento de Granaderos a Caballo, junto a un fuerte operativo de seguridad.

Minutos después, Lula Da Silva arribó a la Casa de Gobierno, donde fue recibido por Fernández y juntos compartieron un encuentro bilateral, en el que firmaron una serie de acuerdos. Además, ambos presidentes compartieron una declaración conjunta y luego brindaron una conferencia de prensa en la que contestaron cuatro preguntas, dos a medios nacionales y dos a medios de Brasil.

Lula Da Silva había estado más temprano en Retiro, donde colocó la tradicional ofrenda floral al monumento a José de San Martín en la plaza homónima.

Luego de la reunión bilateral que tuvieron en la Casa Rosada, Alberto y Lula encabezaron una conferencia conjunta en la cual se hizo hincapié en el pedido de disculpas de parte de da Silva sobre el trato que le dio la gestión de Jair Bolsonaro a la Argentina y, por otro lado, se ratificó que los dos países piensan avanzar en la moneda común para el Mercosur.

Dentro de las cuatro preguntas pautadas, los mandatarios fueron vinculados a esta divisa, la cual había sido adelantada por Massa previamente.  “Cuando quiero, sé hablar español”, bromeó el presidente brasileño, tomando la posta de la respuesta y afirmando que hay una idea de avanzar en ese sentido. 

“Estamos intentando trabajar ahora en que nuestros ministros de Hacienda, cada uno con su equipo económico, puedan hacer una propuesta de comercio exterior y de transacciones entre los dos países, que estén hechos en una moneda común a ser construida con mucho debate y reuniones. Eso es lo que va a suceder”, confirmó luego da Silva.

“¿Por qué no intentar crear una moneda común entre los países del Mercosur? Creo que con el tiempo va a acontecer“, respondió Lula con certeza.

Todo lo que es nuevo debe ser probado, porque en pleno siglo XXI no podemos hacer lo mismo que en el siglo XX. Dios quiera que nuestros ministros de Economía y el Banco Central tengan la inteligencia, la competencia y la sensatez necesaria para que demos un salto de calidad en nuestras relaciones comerciales y financieras”, agregó el mandatario extranjero.

En un intento de marcar una etapa distinta en las relaciones bilaterales, el presidente de Brasil marcó este día como “de celebración”, al considerar que empieza una “nueva historia” para el vínculo bilateral.



Te puede interesar:

Recomendadas

Noticias
que suman