Volvo limitará a 180 km/h la velocidad máxima de todos sus vehículos

Por Noberto Sica

La medida busca aumentar la seguridad y evitar accidentes. ¿Qué piensan de la decisión?

En una decisión pensada en la seguridad vehicular, Volvo anunció que limitará, a partir de 2020, a 180 km/h la velocidad máxima de todos sus coches.

Las investigaciones realizadas por Volvo para terminar con las muertes y lesiones graves en sus vehículos permitieron detectar tres problemas de seguridad aún no resueltos. Son las denominadas «brechas de seguridad», y la más significativa de ellas es el exceso de velocidad.

Además de limitar la velocidad máxima, Volvo también está investigando la posibilidad de combinar el control de velocidad inteligente y las tecnologías de geolocalización para limitar automáticamente la velocidad en los alrededores de escuelas y hospitales.

“Queremos plantear la cuestión de si los fabricantes de automóviles tienen el derecho —o quizá incluso la obligación— de instalar en los vehículos tecnologías que modifiquen el comportamiento de sus conductores para hacer frente a cuestiones tales como el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y drogas o las distraccione”, explicaron desde la automotriz. “No tenemos una respuesta definitiva para esta pregunta, pero creemos que debemos asumir el liderazgo y ser los pioneros en plantear este debate”.

El problema del exceso de velocidad es que, por encima de ciertas velocidades, las tecnologías de seguridad integradas en el vehículo y el diseño de infraestructuras inteligentes ya no son suficientes para evitar muertes y lesiones graves en caso de accidente. Por eso la velocidad está limitada en la mayoría de los países occidentales, aunque el problema sigue persistiendo y el exceso de velocidad es uno de los motivos más frecuentes de accidentes de tráfico con víctimas mortales.

Aparte del exceso de velocidad, existen otras dos áreas que también se consideran «brechas de seguridad» en el objetivo de llegar a cero víctimas. Un problema tan generalizado como el exceso de velocidad (e igual de difícil de erradicar) es el consumo de alcohol y drogas. Aunque conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas es ilegal en la mayoría de los países del mundo, hoy en día sigue siendo una de las principales causas de muertes y lesiones graves en la carretera.

El tercer problema son las distracciones. Los conductores que se distraen con sus teléfonos móviles o que no dedican el 100% de su atención a la conducción son otra de las principales causas de los accidentes de tráfico. En muchos sentidos, son tan peligrosos como los que conducen bajo los efectos del alcohol.

Imágenes: Cortesía Volvo

Noticias
que suman