Se viene un Museo Castagnino reloaded

Por Fernando Francisco

El proyecto de transformación prevé la construcción de dos nuevas unidades espaciales y duplicar su superficie, y de este modo se convertirá en el mejor del país según los estándares y exigencias internacionales.

La Municipalidad de Rosario, junto al Gobierno de la Provincia de Santa Fe, ampliará el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino. Once empresas presentaron ofertas para la multimillonaria. Para la primera etapa se dispuso de un presupuesto oficial de $101.722.386,98.

Actualmente, el museo cuenta con una superficie de 2.654m2 y con las obras de ampliación se incorporarán 3.817m2 nuevos para usos técnicos, salas de exposición y espacios culturales. Los trabajos convertirán al museo en el mejor del país según los estándares y exigencias internacionales; será competitivo a nivel global y podrá recibir muestras internacionales, y pasará a ser el de mayor superficie luego del Museo Nacional de Bellas Artes.

Las once empresas presentaron sus propuestas económicas para realizar esta primera etapa son: De Paoli & Trosce Constructora, Epreco S.R.L., Adobe Construcciones S.R.L., Pecam S.A., Dinale S.A., Bordó Arquitectura, Pedro Minervino, UTE Capitel S.A. – Pirámide S.R.L., UTE Werk Constructora S.R.L. – Del Sol Constructora S.A., Coirini S.A. y Cocyar S.A.

EL PROYECTO. La licitación de esta primera etapa comprende la ejecución de la estructura de hormigón armado de ambos bloques incluyendo las excavaciones para el subsuelo e incorporando el sistema de aislación hidráulica del mismo. El proyecto prevé una inversión total de 270 millones de pesos.

Cabe aclarar que para llevar adelante los trabajos se extraerán especies vegetales existentes en la manzana donde está asentado el Museo, que serán trasplantados o repuestos según la valoración que realizará la Dirección General de Parques y Paseos de la Municipalidad de Rosario.

Las obras de ampliación incluyen un «bloque en barra» para nuevas salas, depósitos y reservas museográficas, que se ubicará en la parte trasera del museo, y un nuevo sector de áreas públicas.

Ambos bloques, denominados «Bloque Museo» y «Bloque Cultural», se conectarán al edificio existente a través de un patio o hall que articulará las construcciones de las diferentes épocas.

El proyecto permitirá, por una parte, descomprimir zonas congestionadas del museo (como biblioteca, reservas, depósitos y talleres) y habilitar nuevos espacios propios de los desafíos de los museos en el siglo XXI (salas didácticas, auditorio, un segundo ingreso apto para contingentes y grupos escolares, acceso para camiones —carga y descarga—, tienda, bar, etcétera).

Imágenes: Gentileza

Noticias
que suman