Se complicó la situación de la novia de Fernando Sabag

Por Impulso

Después de su aprehensión, efectivos de la Policía Federal peritaron su teléfono celular, donde comprobaron numerosos mensajes que podrían incriminarla.

Brenda Uliarte fue detenida en las últimas horas del domingo tras comprobarse su relación sentimental con el principal acusado de intento de magnicidio contra la vicepresidenta de la Nación.

De acuerdo a lo informado por fuentes judiciales, la joven detenida utilizaba sus redes para seguir cuentas totalmente anti kirchneristas y de índole libertarias como por ejemplo “AntiK más juntos”, un fake del fiscal Diego Luciani, Avanza Libertad, Jóvenes Republicanos, etc. Sin embargo, lo más llamativo es un mensaje que habría enviado a alguien de su confianza.

En el mismo, Brenda aseguraba “sentirse orgullosa” de la labor que había llevado a cabo su novio. Además, en otras de las comunicaciones que se encontraron, destaca que en su aparición en Crónica TV no estaba vendiendo copos de nieve, si no que estaba “haciendo otra cosa”.

Brenda Uliarte vendía contenido pornográfico en internet

A pesar de que toda la atención mediática está puesta en el ataque que sufrió la vicepresidenta de la Nación, en las últimas horas se conoció que la novia de Fernando Sabag Montiel se presenta en diferentes sitios con el nombre de Ámbar o Sasha Demon vendía contenido erótico.

Brenda, según revelaron, estaba en páginas como el sitio OnlyFans y también en páginas pornos como Xvideos.



Te puede interesar:

Voto Joven Santa Fe

Obras públicas en Santa Fe: ¿Nueva Autopista?


Recomendadas

  • Argentina

Manos a la obra para una casa perfecta

Taladros, sierras, serruchos, clavos… Parece interminable la lista de herramientas necesarias para poner en marcha las reformas del hogar. Sin embargo, conociendo nuestras necesidades y teniendo en cuenta cuáles son las funciones de cada una de los elementos disponibles, podemos encaminarnos perfectamente hacia la maravillosa aventura de modificar nuestros espacios.

Noticias
que suman