El pez máquina ya limpia las aguas del arroyo Ludueña

Por Agustín Dadamio

Su función, similar a la de los sábalos que se alimentan de los sedimentos que están en el fondo de los ríos, es recoger los residuos que están en el agua y depositarlos en un volquete.

Una máquina flotante fue presentada este jueves en la desembocadura del arroyo Ludueña. Se trata del “Sabalito Barredor del Ludueña”, un dispositivo que se encarga de absorber y depositar en un volquete los residuos presentes en el agua.

En ese sentido, la máquina recoge toda la basura que flota en la superficie del arroyo, que es atraída por el Sabalito mediante dos barreras flotantes de contención. Luego, los residuos son arrastrados en una cinta transportadora hasta un contenedor, que una vez lleno es remolcado a la orilla.

Por otra parte, la idea de desarrollar esta herramienta fue propuesta por miembros de la comunidad, el año pasado. En un evento voluntario de limpieza del arroyo un grupo de personas propuso la iniciativa y la Municipalidad de Rosario aceptó.

A saber, el proyecto se ejecutó de manera conjunta entre el sector privado y el municipio. Los privados aportaron los 35 mil dólares que costó el armado del “Sabalito”, mientras que el funcionamiento, la recolección y la disposición final corren por cuenta de la Municipalidad.

Por otro lado, el objetivo máximo de la máquina flotante es que los desechos que son arrojados al arroyo Ludueña no lleguen a las aguas del rio Paraná.

Además de preservar la flora y la fauna de las adyacencias del río, la recolección de la basura es fundamental para mejorar la calidad de vida de los vecinos del lugar.

Imágenes: Gentileza

Noticias
que suman