Manos a la obra para una casa perfecta

Por Impulso

Taladros, sierras, serruchos, clavos… Parece interminable la lista de herramientas necesarias para poner en marcha las reformas del hogar. Sin embargo, conociendo nuestras necesidades y teniendo en cuenta cuáles son las funciones de cada una de los elementos disponibles, podemos encaminarnos perfectamente hacia la maravillosa aventura de modificar nuestros espacios.

Taladros, sierras, serruchos, clavos… Parece interminable la lista de herramientas necesarias para poner en marcha las reformas del hogar. Sin embargo, conociendo nuestras necesidades y teniendo en cuenta cuáles son las funciones de cada una de los elementos disponibles, podemos encaminarnos perfectamente hacia la maravillosa aventura de modificar nuestros espacios.

Es sabido que la labor del carpintero y de los aficionados a la carpintería requiere de paciencia y precisión. Es un trabajo artesanal y como tal es preciso estar concentrado y saber manejar las manos con destreza. Con las herramientas adecuadas tenemos asegurado el éxito de nuestra empresa.

  • ¿Por dónde empiezo?

Empecemos por lo más sencillo: por tener en claro qué vamos a hacer y de acuerdo con ello armar una lista de lo que necesitamos para no naufragar en el intento. Es necesario que tengamos en claro nuestras ideas para proyectar nuestro trabajo.

  • ¿Con qué tipo de herramientas puedo contar?

Hay disponibles herramientas eléctricas y manuales, cada una con una función específica, que oscilan entre lo más sencillo y lo más completo para ayudarnos a la hora de ponernos a trabajar. 

Las herramientas manuales son las que conocemos popularmente como herramientas de ferretería. Son las más básicas y sencillas. En la mayoría de las casas siempre hay alguna “dando vueltas”. Hagamos un repaso de las que tenemos y anotemos las que nos faltan. Es ideal tener armada una caja completa para poder disponer en algún momento de apuro o para realizar tareas sencillas como reparar algún mueble o colgar un cuadro de escasas dimensiones.

  • Una caja de Pandora

Para trabajar tranquilos, tengamos disponibles: un cutter, un desarmador, una llave inglesa, un martillo en cualquiera de sus versiones, un metro, destornilladores, pinzas, cinta aisladora y los infaltables clavos y tornillos. Seguramente, a medida que nos vayamos sumergiendo en el mundo de las reformas hogareñas, iremos incorporando más elementos. También, para optimizar tiempos y cuidados, no dejemos de tener guantes, gafas protectoras y una mesa o un banco de trabajo.

  • Tomemos medidas

Es fundamental, como herramienta de carpintería, la cinta métrica. No puede faltar en nuestra caja ya que tomar medidas exactas es imprescindible para evitar errores. También es muy valioso contar con un Nivel que controle la horizontalidad y la verticalidad asegurando que el trabajo esté nivelado. Se usa apoyando sobre el objeto y se observa dónde se encuentra la burbuja dentro del medidor. Si se coloca en el centro es porque quiere decir que el trabajo está perfectamente nivelado.

La llamada escuadra de carpintero, en sus múltiples versiones, también colabora con la exactitud Sirve para medir objetos de 20 hasta 100 cms y es generalmente de acero inoxidable aunque también las hay de plástico.  (no son las más recomendables porque pueden doblarse). Nos permite generar diversos ángulos de medición en concordancia a su calibrado. Mide y traza con perfección.

  • Infaltables

Son imprescindibles: el lápiz chato de carpintero para marcar y señalar espacios donde trabajar y el martillo en cualquiera de sus versiones, para clavar, empujar, remachar y para quitar clavos difíciles; también los cepillos y las escofinas para los acabados finales. No olvidemos tener en cuenta las prensas en cualquiera de sus versiones: sirven para sujetar piezas pequeñas y manejarnos con mayor prolijidad. Recordemos, además los serruchos y las sierras manuales que garantizan cortes exacto; los destornilladores (socorristas incondicionales a la hora de los desarmes) y los clavos y tornillos que reemplazan al mejor de los pegamentos que tampoco puede faltar.

Las lijas, elemento noble por su función de acabado, merecen un capítulo aparte. Con ellas quitamos restos de material en la superficie trabajada. Es necesario lijar antes de pintar. Si trabajamos con superficies grandes podemos tener en cuenta la versión eléctrica o el accesorio que lleva el taladro y nos permite trabajar con mayor agilidad.

  • Herramientas eléctricas

La estrella indiscutida de las herramientas eléctricas de carpintería es el taladro: Es una herramienta básica que está diseñada para trabajar la madera y el metal. Tiene un accesorio llamado brocca que le permite oficiar como destornillador o como lijador. Las brocas, además de la madera, pueden perforar plástico, piedra y cemento entre otros materiales.

También la lijadora eléctrica es de suma utilidad. Trabaja la madera en detalle, puliendo y lijando con prolijidad. Se puede usar también en metal, plástico e incluso en paredes de yeso.

Si el presupuesto es escaso, la sierra circular puede ser una excelente opción. Con su disco dentado se presenta como una herramienta versátil que puede usarse también para cortar plástico, metales no ferrosos y yeso.

Es importante tener en cuenta otras herramientas eléctricas como la sierra de vaivén o caladora, que es una sierra eléctrica donde la acción de corte está dada por el movimiento de vaivén vertical de una hoja; o la Ingleteadora, también llamada sierra de Inglete que sirve para realizar cortes en ángulos precisos en madera y en metales blandos.

Y para las terminaciones, nada mejor que el cepillo eléctrico de madera, que se encarga de hacer rebajes, biselados y rectificaciones en los listones. Es muy versátil y trabaja de manera rápida y uniforme gracias a la cuchilla que tiene situada en su base.

  • ¿Dónde conseguir todo esto? 

La venta de estas herramientas manuales y eléctricas para las reformas hogareñas se encuentra en Falabella donde la gran variedad y la tecnología más avanzada se hace presente. Pueden adquirirse kits de herramientas eléctricas completos o cada una de manera individual.

Como opción destacada encontramos la marca de herramientas eléctricas Bosch que ofrece sets profesionales completos al alcance de todas las posibilidades. Presenta la línea de herramientas eléctricas portátiles e inalámbricas y los equipos de protección más completos, a la vez que ofrece tutoriales orientativos. Las herramientas marca Bosch Perú están diseñadas para lograr la excelencia cumpliendo con los más elevados estándares de velocidad y precisión. No hay excusas, entonces, para poner manos a la obra.



Te puede interesar:

Recomendadas

Noticias
que suman