Historias en los Juegos: La increíble secuencia animada de la vida Yulimar Rojas

Por Impulso

La cuenta oficial de twitter de los Juegos Olímpicos en castellano publicó un hilo con una espectacular reseña gráfica de cómo la atleta venezolana creció admirando el deporte y los JJOO.

Inspirada por Pekín 2008.
Inspiradora en Tokio 2020.

Esta es la historia de Yulimar Rojas

Yulimar Rojas creció en Venezuela y sintió la inspiración de jugar al vóleibol mirando al equipo femenino de su país en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

El día que iba a probarse en el vóleibol, captó la atención de directores técnicos de atletismo y comenzó a competir en salto en alto.

A los 17 años, Yulimar rompió el récord sudamericano sub.20 con un salto de 1.87 metros.

Al comprobar su talento, Rojas se probó en triple salto y rompió el récord nacional en su primera competencia.

“Fue una sorpresa para mí porque jamás había hecho nada en tripe salto: ni entrenamiento, ni trabajo técnico. Solo sabía lo que había visto por televisión”.

Con solo 20 años, Yulimar ganó la medalla de plata en triple salto en los Juegos Olímpicos de Río en 2016.

Rojas, procedente de un país donde el matrimonio entre personas del mismo sexo no está todavía permitido, comenzó a hablar abiertamente sobre su sexualidad en redes sociales, convirtiéndose en una inspiración para las jóvenes generaciones de mujeres venezolanas.

Yulimar llegó a Tokio 2020 con un único objetivo: convertirse en la primera mujer venezolana en ganar un oro olímpico en atletismo.

En Tokio 2020, Yulimar Rojas no solo cumplió su objetivo de ser la primera mujer venezolana en ganar una medalla de oro, sino que también rompió el récord mundial con un sensacional salto de 15.67 metros.

Una gran historia animada para grandes y chicos.

 

Imágenes: Gentileza @juegosolimpicos

Tags: Atletismo Deportes deportista historia animada juegos olimpicos lesbiana mujer salto triple sexualidad Twitter venezolana venezuela voleibol yulimar rojas



Te puede interesar:

Recomendadas

Noticias
que suman