Características del cuidado en el hogar para personas mayores

Por Impulso

El cuidado en el hogar para personas mayores es el que se realiza mediante el traslado de un cuidador hasta la residencia del anciano. Se trata de un servicio necesario cuando se presentan ciertas condiciones que representan algún grado de dependencia.

La empresa Beeping presta el servicio de cuidado de mayores mediante la contratación y formación de cuidadores cualificados. Esta organización está comenzando sus operaciones en el mercado español con mucho éxito.

¿Cómo es el cuidado en el hogar para personas mayores?

Los cuidadores personas mayores realizan varias actividades relacionadas con mantener el bienestar del anciano y atender sus necesidades. Algunos ejemplos de estas actividades son las siguientes.

Asistencia en las tareas cotidianas

Los cuidadores pueden llegar, revisar el estado general del anciano, conversar con él o ella, ayudarle a asearse o bañarse, a vestirse y peinarse, luego prepararle los alimentos y ayudarle a comer. También, pueden ayudarle con el lavado de la ropa, hacer una limpieza ligera y otras tareas similares.

Recados y compras

Muchos ancianos tienen problemas de movilidad y por eso se les dificulta hacer compras y trámites sencillos. Los cuidadores de Beeping tienen la capacidad de ir al mercado, centro comercial, al servicio de correo, al servicio técnico del móvil, etcétera.

Asistencia a personas mayores en cama

Si el anciano está confinado en su cama, el cuidador puede bañarlo, cambiar pañales, moverlo a la silla de ruedas, vestirlo, etcétera. También puede revisar su estado general, hacerle compañía, leer y actividades parecidas.

La ejercitación de las habilidades cognitivas es muy importante para mantener la mente activa, así como también la compañía y las actividades para divertirlos.

Ejercicio físico

El cuidador puede salir a dar caminatas con la persona mayor, de manera que se ejercite de forma segura. Es importante que se tenga contacto con la naturaleza, y si no es posible, por lo menos, recibir aire fresco.

El ejercicio físico es determinante para mantener las capacidades motoras del anciano, y esto, también contribuye con su estado de ánimo.

Compañía y afecto

Hacerle compañía al anciano y tener contacto afectivo con el cuidador es uno de los aspectos más importantes del cuidado en el hogar.

Es muy frecuente que los ancianos vivan solos, y que al llegar a edades avanzadas, tengan muchos años de vivir sin compañía. Por eso, cuando se llega a la dependencia, hay mucha necesidad de afecto.

El servicio de cuidado de personas mayores en el hogar incluye recibir la visita de otro ser humano durante unas horas. El hecho de poder conversar y reír es un aliciente que mejora el bienestar y, por lo tanto, la salud.

Citas médicas

Una persona mayor suele necesitar atención médica con frecuencia, por eso, uno de los servicios que presta un cuidador es el acompañamiento para ver al doctor.

Para ello, el cuidador prepara al anciano, lo baña y lo viste, pero también planifica la salida, de manera que se pueda llegar a la hora de la cita.

El traslado puede ser en taxi, coche particular o ambulancia, pero en cualquier caso, el cuidador presta atención a la seguridad del anciano.

Luego, durante la cita, asiste a la persona mayor durante la revisión, y ayuda respondiendo preguntas y recibiendo indicaciones.

Consejos y recomendaciones

  • Siempre que sea posible, se debe preferir el cuidado en el hogar al hecho de ser internado en una residencia. Está comprobado que permanecer en el propio espacio personal es muy conveniente para la salud integral del anciano.
  • Elige una empresa especializada como Beeping, que presta un especial cuidado a la elección de los cuidadores. La calidad profesional y humana del cuidador es determinante para que la persona mayor reciba un buen cuidado.
  • Elige un cuidador que tenga conexión emocional con la persona mayor, eso podrá favorecer a su bienestar integral, y la adaptación a la nueva situación será mejor.
  • Pide que el cuidador realice ejercicios de estimulación cognitiva y ejercicios físicos recomendados por el médico o el fisioterapeuta.

Lo más importante es que la persona mayor reciba el cuidado que necesita y su seguridad sea la máxima posible.

 



Te puede interesar:

Recomendadas

Noticias
que suman