​
Responsive image

Las ventas minoristas en Pymes cayeron en julio el 5,8%

Las caídas más fuertes por provincias ocurrieron en Salta, Jujuy, Chaco, Tierra del Fuego, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Ciudad de Buenos Aires

Las ventas minoristas de los comercios Pymes finalizaron julio con una caída de 5,8% frente a igual mes de 2017 (medidas a precios constantes), acumulando una baja de 3,2% en los primeros siete meses del año, de acuerdo a los datos aportados por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

 

Frente a junio las ventas cayeron 0,8% (sin desestacionalizar), una baja significativa siendo que julio es un mes donde naturalmente suben empujadas por las vacaciones de invierno.

 

El mercado de consumo acusó la caída en el poder adquisitivo, y si bien hubo muchas ofertas y liquidaciones, no alcanzó para contener la baja.

 

El dólar, más quieto, fue un dato positivo, porque evitó que los consumidores destinen su liquidez a comprar divisas, pero las tarjetas de crédito cargadas y las pocas oportunidades de cuotas sin interés retuvieron al consumidor.

 

Las caídas más fuertes por provincias ocurrieron en Salta, Jujuy, Chaco, Tierra del Fuego, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Ciudad de Buenos Aires, con bajas mayores a 10% en el promedio de los rubros relevados.

 

Así también, las vacaciones de invierno, donde viajaron más personas que el año pasado y gastaron más de $ 21 mil millones, ayudaron a frenar el impacto negativo. Pero se notó la menor liquidez en la calle, porque el gasto turístico se orientó a hotelería, gastronomía, transporte, cultura o recreación, postergándose para ello las compras de bienes como indumentaria, electrodomésticos, calzados, muebles y otros rubros, donde las bajas en las ventas fueron acentuadas.

 

En julio sólo el 23,2% de los comercios consultados tuvo alzas anuales en sus ventas (en junio 24,3%, en mayo 25,8% y en abril el 32,8%). En cambio, el 69,1% tuvo variaciones negativas y el 7,7% se mantuvo sin cambios.

 

Para los próximos meses el panorama esperado por los comercios no es muy alentador. Sólo el 37,5% de los empresarios consultados cree que las ventas repuntarán, mientras que el 37,3% no espera cambios y el 25,2 % sostiene que continuarán cayendo.