​
Responsive image

Este es el Hyundai Kite: el buggy eléctrico dos en uno, que se convierte en jet ski

El vehículo está equipado con propulsión eléctrica, con cuatro motores sin escobillas colocados dentro de las ruedas y una turbina de chorro de agua para viajar en el agua

Hyundai presentó esta semana en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018, el concept Hyundai Kite, un buggy eléctrico dos en uno de dos plazas, que se convierte en un jet ski monoplaza.

 

El vehículo fue diseñado en conjunto con el Instituto Europeo di Design (IED) de Turín.

 

 

El Hyundai Kite es un vehículo sin puertas, sin techo y sin ventanas que puede circular tanto por tierra como por el agua. Consiste en un chasis monocasco con una longitud de 3.745 mm y una altura de 1.455 mm.

 

Sus superficies se entrelazan, creando un continuo de giros e intersecciones.

 

 

Los diseñadores intentaron reducir las barreras entre el exterior y el interior para crear un automóvil funcional y divertido. Las líneas transmiten una idea de flotación y libertad, conectada con la idea de pasar tiempo de ocio cerca del agua.

 

En ambas configuraciones, el vehículo está equipado con propulsión eléctrica, con cuatro motores sin escobillas colocados dentro de las ruedas y una turbina de chorro de agua para viajar en el agua.

 

 

La interacción hombre-automóvil del Hyundai Kite será controlada por el teléfono móvil del usuario para ofrecer a los clientes un control intuitivo sobre todas las funciones del automóvil.