​
Responsive image

El primer cajero automático que reconoce huellas dactilares ya funciona en Rosario

Es el primero de la provincia

En el centro de Rosario ya funciona el primer cajero automático que funciona por reconocimiento de huellas dactilares y que permitirá facilitar la operatoria de trámites bancarios.

 

Se trata de la primera experiencia de este tipo en la provincia y fue instalado por el Banco de Santa Fe en su sede de peatonal San Martín 753, en el microcentro de la ciudad.


El cajero tiene un sistema que posibilita una identificación biométrica y que habilita la realización de operaciones bancarias. En un primer momento permitirá a los jubilados cobrar sus haberes y, en una etapa posterior, estará disponible para cualquier cliente sin necesidad de contar con una tarjeta de débito.


Los sistemas de reconocimiento biométrico son una evolución que gana terreno en todo el mundo para la operatoria bancaria porque proporcionan mayor seguridad para los clientes y para la protección de datos al no depender de tarjetas ni contraseñas.